El mantenimiento y otros retos de los ADAS para el taller

El mantenimiento y otros retos de los ADAS para el taller

Cada vez son más los sistemas de ayuda a la conducción (ADAS, Advanced Driver Assistance Systems) que incorporan los vehículos. Y más que lo harán, pues desde el próximo año una decena de ellos serán obligatorios para los vehículos de nueva homologación en Europa. Y es que, como ya contamos en El Club del Taller, esta parte del negocio será muy importante para los talleres en el futuro. De hecho, ya empieza a serlo. Sin embargo, estos sistemas aún deben resolver muchas incógnitas. Una de ellas, muy importante, es la desconfianza de los usuarios. No en vano, a pesar de su efectividad demostrada, hay quienes los apagan cada vez que arrancan el coche. Así lo pone de manifiesto un estudio de Erie Insurance, una aseguradora norteamericana, que destaca que las personas apagan los ADAS, principalmente, porque los encuentran molestos o incluso llegan a distraer. En este sentido, casi un tercio (30 %) de los conductores que poseen un vehículo con control de crucero adaptativo apagan esta función porque quieren sentirse con el control del vehículo. A continuación, el sistema que más se desconecta es el sistema de mantenimiento de carril, y el 25 % de los conductores admiten que su actuación resulta desagradable al “luchar” contra el volante. De este modo, este estudio es uno más de los que vienen a corroborar algo de lo que ya ha advertido la Federación Internacional de Automovilismo (FIA): los retos de estos sistemas. Los retos de los sistemas ADAS ¿Cuáles son los grandes desafíos a los que se enfrentan los sistemas ADAS? Mantenimiento Entre las recomendaciones al Parlamento Europeo de la FIA sobre los ADAS, está la de “asegurar...
Medidas sencillas para reducir el impacto ambiental del taller

Medidas sencillas para reducir el impacto ambiental del taller

La gestión ambiental de los distintos residuos y desechos que se producen en los talleres de vehículos está reglado bajo la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. En base a ello, los distribuidores y profesionales de la reparación deben saber cómo gestionar esta materia relacionada con la sostenibilidad no solo para cumplir con la normativa vigente, sino también para conectar con la preocupación medioambiental del consumidor. En este sentido, desde Ambar Plus han compartido un decálogo para reducir el impacto medioambiental y cumplir con la normativa en los talleres, del que se han hecho eco desde Faconauto. Registro de productores. El primer paso debe ser la Inscripción en el Registro de productores de residuos. Cada comunidad dispone de su registro oficial competente en materia de Medio Ambiente. Correcto almacenamiento de los residuos. La zona de almacenamiento debe estar techada, bien ventilada, con el suelo pavimentado y debe disponer de cubetas de retención de líquidos. Segregación de residuos. Se deben separar los residuos según su tipología en contenedores y bidones homologados. Deberá tener cierre hermético cuando sea un residuo peligroso. Etiquetar y nombrar cada acondicionador. El etiquetado lo debe suministrar la empresa de recogida y gestión. En el caso de Ambar, proporcionan a sus clientes las pegatinas identificativas correspondiente a cada residuo para su adecuada clasificación. Evitar los vertidos. En el alcantarillado público, está prohibido desechar el residuo en contenedores o lugares no habilitados para almacenar residuos industriales. Libro de emisiones. En caso de disponer de cabina de pintado, se requiere de un libro de emisiones por cada foco emisor (uno para el generado por...
Ahorro de costes en el taller: dónde conviene incidir

Ahorro de costes en el taller: dónde conviene incidir

Como cualquier negocio, todo taller de reparación de vehículos tiene que costear una serie de gastos (fijos y variables) derivados de su actividad. Los costes fijos son todos los gastos en los que incurre la empresa por realizar su actividad independientemente de lo producido o vendido.  En esta categoría están, por ejemplo, el alquiler del local —en caso de no ser en propiedad— o los costes laborales de nuestro equipo. Mientras, los costes variables son los gastos que derivan directamente de la actividad del taller (pago de suministros, compra de recambios, materiales…). Sin embargo, al igual que los presupuestos familiares, el presupuesto del taller puede desviarse y escapar de nuestro control, por lo que una revisión del gasto podría dar lugar al descubrimiento de oportunidades e ideas de ahorro de costes que ampliarán los márgenes de ganancia de nuestro negocio. Dónde ahorrar costes para ser un taller más rentable Y es que, al igual que poner en prácticas algunas buenas prácticas en el taller nos ayudan a reforzar su productividad, también podemos encontrar distintos aspectos de la actividad del taller en los que poner el foco para optimizar nuestros costes: #1 – Organiza el trabajo El horario del personal del taller debe permitir que dispongan del suficiente tiempo para que el trabajo en los vehículos se lleve a cabo a fondo. Esto se puede hacer siguiendo el trabajo realizado anteriormente y calculando la cantidad de reparaciones que los mecánicos pueden realizar en un día, y luego programarlos según corresponda. Ser más rentable no significa intentar perder tiempo y agregar más reservas. Si hay demasiado trabajo reservado, los errores pueden surgir y puede pasar que los...
¿Sabes qué son los gateways de seguridad?

¿Sabes qué son los gateways de seguridad?

Un taller multimarca quiere restablecer el indicador de servicio en un vehículo, pero se encuentra con un ‘portero digital’ que no le deja pasar: son los gateways de seguridad, que ponen freno al intercambio de datos entre los dispositivos de control y el OBD… Y es que el bloqueo digital establecido por las marcas automovilísticas pretende evitar los ciberataques a los sistemas del vehículo, pero sobre todo supone un reto para los talleres independientes, impidiéndoles acceder a las funciones de regulación y codificación necesarias para reparar ciertos vehículos. La vida de un profesional que trabaja en un taller multimarca se ha complicado. Tanto, que ha pasado de conectar el dispositivo OBD al bus CAN del vehículo y acceder a la información relevante para el diagnóstico, a encontrarse con un veto cada vez que intenta acceder a los datos de un vehículo. Y es que, tras diversos incidentes en los que los cibercriminales accedieron a funciones importantes del vehículo, las marcas abordan las ‘lagunas de seguridad’, cerrando la interfaz digital para los equipos de diagnóstico multimarca mediante soluciones informáticas como los gateways de seguridad. Esta situación supone un obstáculo para el trabajo diario de los talleres que operan distintas marcas: ¿leer o borrar la memoria de fallos, realizar actualizaciones o reiniciar la pantalla de servicio? ¡Negativo! No obstante, tal y como señala la asociación europea de equipamiento de talleres (EGEA), existe una salida a este impedimento digital: el procedimiento de autentificación. Para ello, como ya contamos en El Blog del Taller Eficiente, se intercambian, por ejemplo, certificados digitales entre el dispositivo de diagnóstico y el sistema informático del fabricante de...
Cómo proteger al profesional del taller de la exposición a aceites y emisiones diésel

Cómo proteger al profesional del taller de la exposición a aceites y emisiones diésel

El Real Decreto 427/2021, de 15 de junio, que regula la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo, y que modifica el Real Decreto 665/1997 afecta directamente a los talleres. Y es que este RD, como ya contamos en El Club del Taller, incluye dos novedades que impactan directamente sobre los negocios de reparación al añadirse a la lista de agentes cancerígenos los trabajos que supongan exposición cutánea a aceites minerales previamente utilizados en motores de combustión interna para lubrificar y refrigerar los elementos móviles del motor y los trabajos que supongan exposición a emisiones de motores diésel. Esto supone una importante afectación para los talleres de reparación de vehículos, debido al posible contacto con aceites minerales usados en motores de combustión interna, principalmente en operaciones de mecánica tales como cambio de filtros, cambios de aceite y reparaciones en motores; y también en ciertas zonas del taller debido a las emisiones de motores diésel dado el establecimiento de un valor límite de exposición a humos diésel. Así, empresas como talleres de vehículos o con flota de camiones y aquellas que en su actividad utilizan plataformas elevadoras móviles diésel o almacenes donde se utilicen carretillas diésel, y en general todos los sectores en los que en su actividad se trate alguna de estas sustancias se verán obligados a implementar las obligaciones derivadas de esta normativa aplicable. No obstante, esta modificación del RD 665/1997, tal y como señala Enrique García Moreira, técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales de Taprega en un informe solicitado por ATRA (Asociación Autónoma de Empresarios de Talleres de Reparaciones de...
Qué es el certificado SERMI y cómo afectará al taller desde 2023

Qué es el certificado SERMI y cómo afectará al taller desde 2023

El acceso a la información técnica de nivel 2, —vía Pass Thru (el más extendido), o vía PDU-API—  de los vehículos quedó garantizado en Europa en septiembre de 2020 con la entrada en vigor del Reglamento UE 2018/858. Un paso adelante para la supervivencia de los talleres independientes. Sin embargo, parece que ahora se avanza otro paso más allá. Y es que a partir del 1 de agosto de 2023, el taller multimarca podrá obtener, con un solo certificado, acceso a toda la información técnica de nivel 2 (para programar llaves, cambiar cerraduras de puertas y todas las demás partes —software y hardware— que están vinculadas a los sistemas de seguridad) de todos los fabricantes de vehículos tanto turismos como furgonetas y camiones. Certificado para acceder a la información de nivel 2 Y es que el nuevo reglamento dicta que las marcas constructoras deben dar al sector independiente acceso a esta información sin restricciones y de manera normalizada (es decir, igual para todos) a través del conector OBD. No obstante, para establecer esa conexión con las webs de los constructores y acceder a la información de nivel 2 hay que conseguir un certificado para cada una de las marcas con las que se quiera trabajar. Un certificado para el taller y otro para cada uno de los empleados que vayan a acceder a esa información. Además, para tramitarla se requiere aportar desde el CIF de la empresa o un seguro de responsabilidad civil, a los contratos y antecedentes penales y administrativos tanto de la empresa como del trabajador. Y ese trámite, para cada marca. Algo que hoy en día...